sábado, 18 de noviembre de 2017

Carta extraviada

No he dejado de pensarte,
en los recuerdos no vividos,
de cada uno de los momentos,
que he deseado compartir unidos.

Eres la lluvia de la nostalgia,
que cae disolviendo el propio olvido,
donde se pierden todas mis lágrimas,

de como no supimos ser amigos.

Las mismas que forman la tinta,
de cada detalle que dejo escrito,
que el corazón me dicta en silencio,
como si hablara solo contigo.

Intenté vallar los sentimientos,
pero escaparon en su albedrío,
cabalgando el eco de los errores,
que el destino hubo cometido.

Y no han dejado de alimentarse,
durante un tiempo que se ha detenido,
un amor por ti que solo ha aumentado,
un aprecio por ti que solo ha crecido.


viernes, 17 de noviembre de 2017

Fragmento de la Luna

A las cinco y donde siempre,
solía esperar a su llegada,
a las cinco y donde siempre,
solía ver como se acercaba.

En aquellos atardeceres,
se reunían sus pisadas,
con un silencio hecho regente,
que siendo agradable los abrazaba.

Y besando con suavidad su frente,
rincones del parque les aguardaban,
entretanto una inesperada lluvia,
hacía que ella guardara sus gafas.

Y todos corrían a guarecerse,
mientras paseaban como si nada,
a las cinco y donde siempre,
la felicidad fue una vez encontrada.

miércoles, 1 de noviembre de 2017

Brujos amantes

Se volvieron extraños para sí mismos,
al entregar cada uno su propia mitad,
se sintieron completos desconocidos,
empujados a salir de la oscuridad.

Habían abierto por fin sus ojos,
reivindicándose de forma voraz,
junto al torrente de un éxtasis mútuo,
y una comprensión nueva por alcanzar.

Desde entonces ya no creerían,
en la existencia de la casualidad,
pues la convergencia de sus caminos,
fue para ellos un orden por descifrar.

Danzando ambos en el sortilegio,
de una melodía de dicha carnal,
derritiendo el calor de ese mismo baile,
las máscaras de la mentira y la falsedad.

Sería a través de aquel lúcido sueño,
del que no querrían despertar jamás,
donde redimirían todos los pecados,
forjando una noche sin igual.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Ausencia de nada

Me sentí atraído por la tormenta,
que solía dibujarse en tu cabello,
haciendo a veces que lloviera,
de incontables poemas sus versos.

Deseando plantarlos en la húmeda tierra,
de tus rincones más secretos,
haciendo mis labios que florecieran,
en el placer de un instante nuestro.

Mientras las miradas confluyeran,
reflejándonos en los ojos abiertos,
liberando un arroyo de suaves caricias,
bajo un puente entre ambos cuerpos.

Que desde el alma te contaría,
compartiendo juntos el mismo silencio,
cómo desde que apareciste aquel día,
nació la forma en la que te quiero.

Un río de amor que desembocaría,
en cada noche su firmamento,
con brillantes frascos que yo lanzaría,
con incontables mensajes como estos.

Así todo el mundo vería,
al igual que tú en cualquier momento,
lo que de tí habla mi poesía,
aunque me abandone a mí el aliento.

Pues aunque estemos hechos de estrellas,
y partamos todos del mismo puerto,
mi corazón decidió mirar solo a uno,
de todos esos infinitos fragmentos.

miércoles, 20 de septiembre de 2017

Ondas de polaridad

En más de una ocasión me he preguntado qué estoy haciendo. He continuado escribiendo, no suelo pensar demasiado al hacerlo, solo intento dejar salir aquello que va muy dentro, pero así ha sido siempre, o eso es lo que creo. Y escribo, juntando palabras, pero han sido tantas las que se atragantan y han quedado en algún lugar del tiempo varadas, solo unas pocas llegan al papel, solo unas pocas llegan a la pantalla. Y escribo, formando frases, dándome cuenta que en la base hablo siempre de lo mismo, solo cambio el recipiente y su decoración, pues permanece intacto el contenido.

¿Qué fue de aquella parte de mi interior?, aquella que me susurraba que el romanticismo y el amor no son más que una ilusión, un mero cuento chino, una elaborada fábula para niños. Pero esa voz tal como vino un día marchó, repitiendo a veces desde entonces el mismo ciclo como el recuerdo de una amarga canción. Como esos viajes de la experiencia que viví por el sentimiento, viajes de amar y sentirse amado, pero también sustituído, reemplazado, como si fuera a la izquierda un cero. Quizá por ser uno más de entre tantos, quizá por no ser lo suficientemente bueno.

Y a través de las solitarias rutas, que solo pasan por calles de hojas muertas y un infinito invierno, en el arduo camino de tu ausencia solo una cosa de valor en mi maleta he llevado y llevo, bien guardada, la verdad que yace en aquellos momentos que fueron solo nuestros.

martes, 19 de septiembre de 2017

Llave maestra

Somos realmente lo que hacemos,
cuando nadie está mirando,
somos un gran jardín secreto,
que siempre se está cultivando.

Ese lugar que todos tenemos,
que permanece bien cerrado,
siendo solo a unos pocos,
a quienes el lugar es mostrado.

Aunque existen muchas puertas,
y parcelas por separado,
no todo estará a la vista,
para el visitante invitado.

Al igual que zonas profundas,
habrán verjas de duros candados,
infranqueables altas barreras,
contra lo que hizo tanto daño.

Donde ángeles y demonios pasean,
ante la complejidad del ser humano,
donde unos luchan contra ellos,
y otros los liberan en sus actos.

Como ese mismo laberinto,
por una llave única iluminado,
la que abre todas mis puertas,
propiedad de un amor siempre recordado.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Crónicas de Aodren: Lizbeth. Hijos del Cristal


Aquellos rayos de sol intensamente anaranjados traspasaban las amplias cristaleras transportando dentro la magia de ese instante tan efímero y especial de cuando no es ni de día ni de noche, heraldos del atardecer, con pequeñas partículas de polvo navegando por el aire buscando cada una su propio refugio perdiéndose de la vista en cuanto se alejaban del haz de luz, como si este mismo revelara algo que permanecía oculto y sin embargo estaba a su alrededor constantemente. Al verlo durante su pequeña pausa de contemplación no pudo evitar compararlo justo con lo que le hablaban aquellas delicadas y desgastadas páginas.

Desde fuera le llegaban los gritos de niños que no querían entrar en sus casas. Pronto se haría de noche y su tiempo de juego en el campo llegaba a su fin, e intentaban rebelarse solo por extender su momento de ocio y libertad unos minutos más, algo que raramente conseguían.

Mamá —dijo al salir por un momento de su trance reflexivo.
Dime.
¿Es posible imaginar un color que no sea los que ya conocemos?

El manto de un ligero silencio cayó como un telón, cubriéndolo todo durante unos instantes. La mujer detuvo su labor durante unos segundos ante tan repentina y extraña pregunta, como si no hubiera escuchado bien.

¿Ya vuelves a andar leyendo uno de esos libros raros de la colección de tu padre?, ¡no has salido en todo el día! —rió—. La respuesta a tu pregunta es no, no lo creo.
Aquí dice que existen especies de animales que pueden ver una variedad de colores más amplia que nosotros, ¿cómo es posible?
Los órganos que conforman sus sentidos son diferentes, por lo tanto, pueden recibir diferente información.
Pero eso significa entonces que nuestra visión del mundo y de la realidad está limitada por nuestros sentidos, que puede haber infinidad de cosas que no podemos captar, ver, oír...
Así es —sonrió la progenitora—. Para ser alguien de tu edad le estás dando muchas vueltas a esos temas.

sábado, 16 de septiembre de 2017

Crónicas de Aodren: Cacería de la Luna Negra (III)


No importa lo previsto y detallado de una planificación o cada una de las situaciones que mentalmente se puedan recrear acerca de lo posible que pueda ocurrir. Todo puede torcerse a un nivel inimaginable sin verse venir en cualquier momento, en cualquier instante. Era algo que en esa noche tan diferente de todas las demás experimentaban de una forma única llevándoles a límites insospechados.

Nada les había preparado para afrontar una terrible verdad que les estaba siendo mostrada de forma cruda, sin presentaciones. En un mundo decadente, viejos mitos y leyendas olvidadas estaban cobrando vida, haciendo de los peores terrores ya conocidos meras historias para niños. Como si un nuevo tablero de un macabro juego emergiera junto a nuevas piezas, superponiéndose a uno mucho más viejo de fichas menores y desgastadas.

A una de esas piezas le seguía una marabunta de intensos y constantes crujidos. Se abría paso a través de duras y pesadas ramas, así como de gruesos troncos cuando aparecían en su camino, como si aquel frondoso bosque no fuera más que un conglomerado de finas cañas.

Había cambiado de dirección de forma súbita y ahora era otro el destino al que dirigirse, sin importar lo que se interpusiera, como una estampida de enormes animales llevándoselo todo por delante. Si cualquiera hubiera sido lo suficientemente desafortunado como para topárselo se habría encontrado con una montaña de músculos parcialmente ensangrentada y un par de enormes ojos, muy abiertos, que mostraban una mirada fría e inquietante, acompañada de una determinación fuera de lo común a través de movimientos lejos de la brusquedad o torpeza que podrían esperarse de algo de tal monstruosa apariencia. Arrancó con sus enormes manos unas últimas ramas para dar al fin con un pequeño descampado. Justo enfrente, no demasiado lejos, atisbó al fin su objetivo.

martes, 22 de agosto de 2017

Siete de la mañana

He visto tu nombre formarse en la blanca espuma,
de un oleaje constante y creciente,
haciéndome sentirte una vez más de nuevo,
desde un mar de agua que me es indiferente.

Mientras avanzo desde una calmada orilla,
me adentro en un ahora cambiado ambiente,
donde ya no existe arena ni playa,
tan solo tú volviendo a inundar mi mente.

Paseando por mis laberínticos pensamientos,
como una ráfaga de aire intenso y caliente,
sacudiendo el mismo latir en el cuerpo,
que aparecía cuando tú estabas presente.

Con mis sentidos comenzando a buscarte,
mientras me dejo arrastrar por la corriente,
donde el brillo del sol refleja mis sueños,
por los que en ocasiones te me apareces.

En los que el camino de vuelta a casa,
surge de una oscuridad aparente,
en los que te abrazo con fuerza y ternura,
y te recuerdo que jamás dejaré de quererte.

sábado, 3 de junio de 2017

Aullidos del silencio

Dicen que la noche es para los amantes,
y quizá por eso me enamoré de ella,
no porque esté el brillo de tu mirada,
en cada una de las estrellas.

Dicen que no he vuelto a estar con nadie,
y quizá por eso busque a la luna llena,
no porque siga amando a la misma mujer,
que lleva tu nombre y tu silueta.

Dicen que he dejado de ser el mismo,
y quizá por eso nada me conmueva,
no porque dejara de escuchar tu risa,
desde aquella fatídica fecha.

Dicen que mi mirada está algo perdida,
y quizá por eso ya nada vea,
no porque sueñe a menudo despierto,
con tu más que anhelada presencia.

Con besar tu frente y acariciar tu piel,
con charlar juntos hasta que amanezca,
con el compartir todo el tiempo robado,
con seguir amándote hasta que muera.

jueves, 1 de junio de 2017

Bosques de papel

De cada espada y escudo roto,
surgirían lágrimas de ardiente fuego,
que unidas a tanta sangre vertida,
forjarían un frío corazón de hierro.

Atado a unas oscuras alas,
ofrecerían el más alto de los vuelos,
junto a una limpia mirada nueva,
hacia los más perdidos de mis fragmentos.

Como infinitas hojas de papel arrugadas,
cerca de una papelera de color cielo,
de uno completamente nublado,
de uno con lluvia y fuertes estruendos.

Donde en cada una de ellas,
escribí formas de decirte un te quiero,
pero ninguna pareció ser suficiente,
para ganarme a tu lado un humilde hueco.

miércoles, 19 de abril de 2017

Otras voces, otros ámbitos*

No hay conjunto de palabras,
ni las habrá durante el tiempo,
con las que pueda describir,
todo lo que he sentido y siento.

No importa lo mucho que escriba,
desde la inspiración de tantos momentos,
pues no existe ciencia ni libro,
que detalle lo que yo llevo dentro.

A través de mi conciencia,
dando vida a este prestado cuerpo,
volví a nacer en una tierra,
que me daba por más que muerto.

Andando sobre cumbres y playas,
y volviendo al gentío de ciudades y pueblos,
cualquier ambiente que resulta agradable,
me susurra lo mucho que te echo de menos.

Pues toda belleza que me es contemplada,
es la misma que la de tu recuerdo,
que si realmente existe un paraíso,
debe de estar sin duda inspirado en ello.



*Revisión del poema "Tierra de Magia", modificado y sustituido a fecha 01/06/2017
Intención de expresión intacta, cambios en morfología.