Ir al contenido principal

Joven navegante

Es él un joven navegante,
que está lejos de tierra alguna,
es él un marinero expectante,
en un mar de aguas oscuras.

La tenebrosidad es interminable,
las noches, sin estrellas ni luna,
pero permanece él imperturbable,
para no caer en la locura.

Su débil farolillo le ilumina,
él mismo mantiene el fuego con valor,
pues le da fuerzas y le guía,
así es el brillo de su propio corazón.

Le cuesta mantener la luz,
rodeado de tanta sombra infinita,
se siente llevar una enorme cruz,
de la cual depende su propia vida.

Bravo y valeroso es el navegante,
pues mantiene él aun la esperanza,
no solo de encontrar una tierra inimaginable,
también iluminar a los que le hagan falta.

Es él un joven navegante,
en constante e infinita lucha,
es él un marinero expectante,
rodeado de sombras, sin perder la cordura.